Sincerándome

Voy a hacer una confesión, una terrible confesión. Algo que puede poner los pelos de punta a más de uno. Algo que normalmente mantengo oculto porque en mi entorno poca gente es capaz de entenderlo y resulta altamente censurable.

No odio a Pablo Motos. El grupo “Odio a Pablo Motos” debe ser de los pocos grupos de Facebook de los que no soy miembrA.  La contemplación de su persona no me produce el impulso irrefrenable de cambiar de canal, ni ningún tipo de urticaria extraña. Es más…

Me hace gracia El Hormiguero. Sí. No es un programa que me ponga a ver expresamente – más que nada porque teniendo internet la tele cada vez se me hace más prescindible – pero si un día haciendo zapping me lo encuentro, lo dejo. Razones:

1 – Es un programa donde quien más, quien menos, acaba haciendo el mongolo de una manera que seguro que no se imaginaba (Al menos, no en público y retransmitido a toda España. Lo que cada uno haga en sus reuniones familiares de Nochevieja no trasciende, y si un año a mi Tita Eva le da por disfrazarnos a todos de conejitos, nadie lo sabrá jamás. Ups)

Y no me refiero al equipo, al que ya de por sí se le ve muy pero que muy poco a favor del sentido del ridículo, sino a los invitados. Porque hay que perder del todo la vergüenza para ponerse a bailar a lo loco la canción del programa si te llamas Leonor Watling y te pasas la vida con pose de intensa (que a la chica la adoro eh, pero intensa es un rato) Te estás jugando tu carrera Leonor, a partir de ahora no nos vamos a creer que te sientas en el sofá de tu casa en medio de un íntimo ambiente a media luz, bebiendo a sorbitos una copa de vino mientras escuchas a Tom Waits: en realidad estás con tu pijama de ovejitas y un moño mal puesto bailando “vete a dormir”

2 – La música. Ese rollo gitano del este que se traen me recuerda mucho a uno de los conciertos en que mejor me lo pasé nunca. Me arrastró mi vecino a ver un grupo que ni me sonaba, y acabé pegando botes rodeada de perro flautas, tocando una pandereta imaginaria y con una sudada que en la vida. (Un poco lesionada porque las rastas del que tenía delante me azotaban sin piedad cada vez que el chico vivía especialmente la canción, pero fue genial)

El grupo es Gogol Bordello y si teneis oportunidad de verlos en directo os lo recomiendo, es un fiestón.

3 – Admiro muchísimo a Marron.

¿Por qué?

Porque tiene la sección de “El efecto mariposa”

¿Y qué?

Que en 2º de la ESO, en Tecnología (asignaturas inútiles en el colegio. Un, dos, tres, responda otra vez) tuvimos que hacer una máquina de efectos encadenados y en mi grupo lloramos sangre con la maquinita de los 00. Y a la hora de la verdad, cuando nos fue a evaluar el profesor, NO FUNCIONÓ. Aun así nos aprobó, pero Jose Manuel, si estás leyendo esto: múltiples quemaduras causadas por la maléfica pistola de silicona + que Gori casi se quede sin dedo por culpa de la sierra de calar se merecían algo más que un triste 5.

Sin embargo Marron las hace complicadísimas y al menos todas las que he visto yo, han funcionado. Además mola mucho cómo baila, y eso da puntos.

4 – Hay una hormiga que se parte con los comentarios de los demás, la de la voz más grave (¿trancas?¿barrancas?) y tiene una risa hiper contagiosa: me da igual que no me haya hecho gracia el comentario, si se ríe Trancas/Barrancas yo voy detrás cual subnormalita.

5 – Tienen un invento genial que me pido para Reyes el año que viene: el idiotizador.

Reirte de tus amigos porque hablan raruno, ¡oh sí!

En resumen: con la mierda que echan habitualmente por la tele, se agradece que haya un programa de entretenimiento sin más pretensiones que intente hacer algo diferente. ¿Y por qué cae tan mal Pablo Motos? ¿¿¿Por qué cae mal Pablo Motos existiendo Carlos Sobera, por favor???

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

10 Respuestas a “Sincerándome

  1. Frozen

    Woooo

    Veamos.

    El hormiguero no me gusta porque:

    1) Su programa tiene una clara intención de llegar a los niños. Esto no está mal en base, simplemente me aburre.

    2) No tiene gracia. Nada oye. Ni un poco.

    3) Es el amo y señor de su programa, eso está bien, pero el problema es que cuando no tienes carisma ninguno (a diferencia de Wyoming o Buenafuente, que te pueden gustar o no, pero de eso van sobrados) robarle el protagonismo a tu invitado es una gran cagada. Para cualquier duda al respecto no hay más que mirar cuando fue Sacha Baron Cohen y se lo come con patatas.

    4) ODIO a las hormigas. Si pudiera ponía la primera palabra con un tamaño 72.

    5) Que los famosos hagan el tonto no está mal. Reconozco que es una virtud del programa. Pero con ninguno de los invitados he aprendido nada. Quiero decir, la entrevista está siempre vacía, ningún contenido, ni profundidad (esto ya sería utópico. La gracia del invitado es simplemente que haga el ridículo. Vale, es respetable, pero no es lo que yo espero de un programa.

    6) No me gustan los colaboradores. Tan sólo tolero a los dos que leen la prensa, que tienen mucha más gracia así que de hormigas. Mención especial a la tía que es absolutamente hostiable.

    7) Lo de los experimentos químicos que en un principio parecía superinteresante me resulta aburrido de cojones (sin contar la de veces que sale mal).

    En resumen, está todo muy dirigido a dar espectáculo y al final no se hace absolutamente nada con un mínimo de delicadeza, es prime-time, y eso le perjudica. Eso sí, Pablo Motos no me desagrada cuando hace monólogos y Luis Piedrahita es un dios en vida.

  2. Yo lo vi una vez y me hizo gracia, aunque sí que percibí que de verlo mucho puede cansar. Además, como dicen arriba, Pablo Motos no es antipático, pero es verdad que le falta carisma.

    Por cierto, creo que el idiotizador se lo debieron de regalar a uno de mis estudiantes por su cumple. Lo usa mucho. En todas mis clases. Y en los exámenes lo pone en potencia máxima. Espera, ¿o a lo mejor es que él habla así? Humm…

  3. robert

    1) Pablo Motos se entrevista a sí mismo, le da igual quien sea el invitado, que el gracioso es él, entrevista para su lucimiento personal. Lo bueno es que cuando van grandes como Will Smith o Sacha Baron Cohen lo dejan en ridículo.

    2) La risa del de perilla cuando hace de hormiga es buena, lo reconozco y mola que esté siempre de fondo.

    3) Flipy debe morir.

    4) Lo de las revistas es la única sección que hace gracia casi siempre, realmente son dos tíos graciosos los que están detrás de las hormigas.

    5) Flipy debe morir dos veces.

    6) Las hormigas eran simpáticas al principio, ya cansa.

    7) Flipy debe morir tres veces con mucho dolor y sufrimiento.

    8) Las discusiones hombres-mujeres que hacen con la tía esa es, probablemente, la peor sección de la historia de la televisión.

    9) Flipy no tiene ni puta gracia y por eso debe morir muchas veces.

    10) Marron es un tío gracioso y la sección de “El efcto mariposa” está bien, me hace gracia el baile que tenía pero no ese de una canción gilipollas que hicieron… Creo que Marron tiene más jugo del que se le saca.

    11) Pablo Motos no es tan gracioso como él cree y no me puedo creer que alguien crea que Flipy es gracioso.

    12) Gogol Bordello en directo deben ser un espectáculo genial, no he escuchado mucho pero mola 😀

    Ah! y 13) Flipy debe morir.

  4. Diegosaurius

    Marta, tenemos que conseguir hacer un idiotizador !!!!

  5. No vi nunca el programa, pero sigo el blog de un tipo que, entre otras cosas, es uno de los guionistas del Hormiguero

    es bastante cojonudo (sobre todo las entrevistas ficticias, intenta encontrarlas todas):

    http://www.mimesacojea.com/

  6. Frozen

    Jose A. Perez es cojonudo. Aún sigo descojonándome con su entrevista a JJ Abrams.

  7. 1) Bienvuelta al mundo blog, esto es maravillosisisimo, tus fans estamos de enhorabuena.

    2) ¡¡¡¿¿¿Que te gusta el hormiguero???!!! Aaaaay, me abato ante la decepción. Siento decírtelo así pero… Mira que Sobera me da repelusín, pero me da más repelusín el Pablo Motos éste. Y como se levante la camiseta voy al váter a vomitar 😀 Nunca he visto el programa entero (tengo cierto amor a la vida) pero alguna vez que he visto algún cachito, uffff. Que no, hombre, que no.

    3) Admito que hay algo que me gusta de El Hormiguero: cuando Andreu y Berto los imitan. Me descojono xDDD http://www.youtube.com/watch?v=H0qTzUfNtUA

    4) Berto de Flipy es especialmente genial xD

    5) Me retuerzo de puaj cuando el coche que va delante lleva los peluches de las hormigas

  8. Superfan de pegar saltos con Gogol Bordello. Yo también estuve en un concierto suyo en un festival y no los conocía de nada y me animaron la noche la verdad. ¿Has visto la actuación que tienen con Madonna en Londres cantando la Isla Bonita? Se te queda el culo torcío.

  9. ¡Ah bueno! y el hormiguero me da así como un poco de pus. El único que se salva es Piedrahita, pero tengo la teoría de que sigue ahí porque Pablo Motos le chantajea con algún oscuro secreto ;P

  10. El caso es que no se trató de un mono, sino de tres guionistas David Franzoni, John Logan y William Nicholson los que lo escribieron.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s