Hoy voy de boybands (ale, intentad decirlo rápido)

Mira que tenía pensado otra actualización distinta, porque he hecho un viajecito y tengo 1132 fotos absurdas que dan para unos cuantos posts…pero las cosas de la inspiración son así y de repente he sentido una necesidad irrefrenable de hablaros sobre, chan chan…¡las boy-bands!

Vale, ya sé que la foto no viene excesivamente a cuento pero me hace mucha gracia. (Por cierto, recordadme que un día le dedique un mini-post a Joaquín Reyes y su digievolución de “cachondo” como sinónimo de gracioso, a “cachondo” en otro sentido totalmente diferente)

Bueno, que me desvío del tema. Boybands.

A principios de los noventa surgió este fenómeno protagonizado por grupos de chicos monos que cantaban (más o menos. Como solían ser de 4 en adelante, tampoco hacía falta que todos fuesen tenores. Los coros camuflan que no veas. Mi amiga Raquel – que no canta: grazna – habría tenido cabida en los grupos si no hubiera sido mujer, ni tenido 10 años) y bailaban sesimente, provocando la histeria colectiva de las quinceañeras del momento.

Yo creo que los primeros del género fueron Take That, aunque a mí me pillaron muy jovencita. Podríamos decir que Take That fueron a la vez precursores y excepción, porque no eran todos varones. En los castings se les coló una chica:

(Mil perdones a las fans de Mark Owen, pero entre esa cara que tiene y que mide 1´20 m no me convenceréis jamás de que es un hombre. Y me dan igual los hijos que tenga, pueden ser niños probeta)

Con TT empezó toda esta historia de forrar carpetas con sus fotos, saberse hasta el más mínimo detalle biográfico de cada uno de sus componentes, llenar cintas VHS de vídeos grabados de la tele, comprarse compulsivamente la SuperPop por si por fin un día revelaba cuál era el sabor de helado favorito de Robbie Williams…

Y unos añitos más tarde llegaron ELLOS. Aquí sí que me pilló en plena preadolescencia y claro, caí de pleno.

(Derek Zoolander no inventó la mirada Acero Azul)

Hermano siempre opinó que en un grupo de música normal era lógico que hubiese unos cuantos componentes ya que cada uno tenía una función: un bajista, guitarra, batería, otro que cantase…pero que este tipo de grupos no tenía ningún tipo de sentido porque no hacía falta tanta gente para cantar una canción.

Pobre ingenuo. Él como no tiene estrógenos no se da cuenta de que las boybands en realidad eran como una estantería de Zara: seas como seas, siempre encontrarás una camiseta que te guste. Si tu público potencial son adolescentes hiper hormonadas, gran parte del negocio se basa en que quieran casarse y multiplicarse por la tierra con alguno de los miembros del grupo. Así que estaba todo estudiadísimo por perfiles:

Si te gustan los malotes…

Si te gusta el chico tierno y sensible…

Si te gustan los cortes de pelo obsoletos y las caras de niña…

(Yo era de Nick a muerte, y tengo que parar un momento porque me acaba de dar un ataque de risa que no puedo. Menudo material que estoy encontrando, me meo)

Del grupo quedaban Kevin y Howie, que creo sinceramente que fueron unos  fallos tremendos de marketing porque no me explico a qué tipo de chica le podían gustar esos dos.

Pero retomo el tema de Nick Carter, que da para muchísisisisimo.

Las mayores discusiones de mi vida con mi amiguina desde los 3 años B. las he tenido a cuenta de este chico, porque yo juraba y perjuraba que NO era teñido, que era rubio californiano natural.

(El amor me cegaba)

El ataque incontenible de risa de antes vino motivado porque…servidora tenía este póster en su habitación:

(Es que no me salen ni comentarios…)

¿Pero de verdad creéis que no podía ser peor? Ignorantes…

(Ya se había descubierto la fórmula chico “mono” + animalito tierno = bragas al suelo)

Y si queréis más ejemplos de fotos ridículas…

“¿Y decís que si junto las dos manos aplaudo?”

Sobre el tema “forrar la habitación de pósters hasta que no se vea ni un cm de pared” tengo que comentar que ahí empecé a odiar a muerte el gotelet (sí, de vez en cuando daba pequeñas muestras de criterio entre tanta tontería) porque…coño, los pósters en gotelet se pegan fatal. Con celo olvídate, y mientras a otras amigas mías les dejaban ponerlos con chinchetas, a mí me lo tenían prohibido. ¡Era súper injusto! (Y en este momento me está entrando un arrebato adolescente y muchas ganas de tirarme en la cama a llorar jajaja)

Así que mis padres me intentaron engañar trayéndome una mierda azul que se llamaba fix-stop o algo así, y que al principio pegaba, sí, pero también me patrocinó grandes sustos nocturnos cuando de repente, en el quinto sueño, se me caía un póster encima de la cara.

…Continuará…

Anuncios

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

10 Respuestas a “Hoy voy de boybands (ale, intentad decirlo rápido)

  1. maría ruVia

    Jajajajaja, si supieras lo identificada que me siento, jajajaja. Mi madre también me timaba con esa mierda azul!!! Pero yo encontré un truco para que no se cayeran, recuérdame que te lo cuente algún día (ahora te quedas con intriga xD)

  2. Sara

    Tu dirás lo que quieras, pero que sepas que a mi el que me gustaba era Kevin!!!!!!

    Con esos ojitos claros y esa cara de machote! y como a mi muchas xPPPPPPP
    Eso si, nunca escuche mas de 2 canciones de los Backstreet Boys, no me gustaban, mis únicos póster eran de Brad Pitt *¬*
    Musicalmente prefería a los Take that… influencias de mi prima

  3. Bruno

    Pues llio hera de kebin

    (contra todo pronóstico el farol que acabo de marcarme tiene cierta base anecdótica real…pero copiando a la María de arriba, y ya que Belén y vos me debéis un coffee, te dejaré con la intriga)

  4. Robert

    Te has olvidado de New Kids on The Block!!! Ellos son los únicos e inimitables! los que empezaron todo esto!!! Sin ellos Backstreet Boys o Take That no serían nada!!

  5. Qué fuerrrrte… Parece que somos de la misma generación, sólo que yo odiaba a muerte a los BSB y el mainstream en general. Tenía 14 años y ya era una poser y una moderna de mierda. El caso es que ahora los escucho y no eran tan malos. Claro que ahora ya se pueden escuchar porque son retro…

  6. Pava Erre

    Yo venía a decir lo mismito que Robert, que antes que Take That estaban los Ñoquis on the block.

    Mi preadolescencia musicalmente fue un poco traumática… mientras mis amigas cantaban con lágrimas en los ojos de la emoción las canciones de Laura Paussinni (como se ponga, no me apetece buscarlo) y forraban sus carpetas con los pósteres del rubito éste tuyo, yo llevaba en el walkman a los Extremo, y hasta que salió la Rolling Stone en español, no pude forrar mi carpeta con fotos del Robe (no voy de farol, un día de pronto conseguí una foto del Robe para mi carpeta), y me peleaba con mi madre por no dejarme ir a los conciertos con mi hermana. Hale, ya me he desahogao xD

  7. B.

    Me parto y me mondo yo sola con el póster del delfín en tu habitación. No puede ser mejor…
    Cuanto me alegro que a tus veintitantos por fin reconozcas la evidencia del raíces negras.Lo preocupante,era que en tu cerebro quinceañero las personas que se teñían merecían arder en el infierno

  8. Fun

    A mi no me timaban con la porqueria esa azul..directamente me prohibian tocar las paredes ( sabian que era una fase- que luego se extenderia al genero de los surferos……tambien rubios naturales californianos todos ellos ;)…)
    Yo atacaba a todo tipo de mueble sobre el cual, el celo podia actuar….no quedo un resquicio de madera libre….BSB!!!!!! Aisssssss esos bailes del cole …Unos idolos en toda regla….jajajaja Un 10 para tu post
    ps. no hay ni un misero acento porque los teclados ingleses no tienen…a la hoguera con ellos!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s