Archivo de la categoría: Uncategorized

Sí sí, es cierto, no es una ilusión óptica: dos posts en una semana. Entre los milagros oficialmente reconocidos por el Vaticano están las apariciones de Fátima, la de Lourdes, que la Duquesa de Alba siga viva y luego esto.

El caso es que lo de rastrear las búsquedas da para mucho, y hoy me he encontrado con una que me ha dejado ojiplática. Ahí va.

Alguien está tremendamente interesado en las…”abuelas con cojones” Ahá. Y esto tiene varias interpretaciones posibles; persona que hizo la búsqueda:

1 – Tu abuela en realidad es XY. Debiste sospecharlo cuando te diste cuenta de que, en vez de la repostería y los tapetes de ganchillo, lo que le gustaba era ir al bar de abajo a echar la partida de dominó mientras se tomaba un carajillo con los amigotes. El día que la pillaste haciendo pipí de pie en el baño y su asombroso parecido con la Sra. Doubtfire también debieron darte pistas. Y sí, tu abuelo es gay.

” Toma la propina y no le digas nada a tu madre. ¡Y come más, que estás muy delgado!”

2 – Eres un auténtico enfermo

3 – En realidad lo que querías encontrar era este vídeo. Las palabras de tu búsqueda no son las más afortunadas.

2 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Me he propuesto no volver jamás a actualizar el blog pidiendo perdón por mi dejadez. No voy a poner excusas nunca mais, es tontería: supongo que ya estaréis acostumbrados a la dinámica “publico dos o tres posts seguidos y durante los siguientes ocho meses…”

El caso es que me llama mucho la atención que, sin actualizar, este blog siga teniendo bastantes visitas diarias. Y pensé ¿ cómo llega la gente hasta aquí? Y wordpress me respondió con un apartado muy chuli que se llama “palabras clave para buscadores”, que recoge las búsquedas que se han hecho en las que ha salido como resultado Dorothy se pierde. Me he puesto a verlas y…mejor no lo hubiera hecho. Tengo miedo. Mucho. Y saco tres conclusiones:

1 – La gente busca cosas MUY raras.

2 – A mí que me expliquen los buscadores qué criterios utilizan para enlazar la búsqueda y el resultado. Si en algún momento he colgado aquí alguna foto de una “pistola del 45 de origen chino” juro que ha sido sin conocimiento de causa. De las búsquedas cochinas ya ni hablo, o existe una versión X de “El Mago de Oz” (que probablemente sí. Podéis proponer posibles títulos. A mí se me ocurre “El Falo de Oz”) o no entiendo nada.

3 – Soy una friki.

Aquí tenéis unos cuantos ejemplos de búsquedas curiosas:

– Categoría “obesas”: mis lectores llegan aquí buscando “obesas mórbidas”, “obesas sensuales”, “vestidos de graduación para obesas”, “vestidos de novia para obesas”, “personas obesas antes y después”, “princesas obesas”

Las dos primeras búsquedas me dan cosica. Las dos siguientes supongo que serán de alguna chica entrada en carnes que se está organizando el armario ya para los grandes momentos de su vida (¡arriba la planificación! Pero piensa que entre un evento y otro igual adelgazas y se te jode el modelito) y el antes y después no me preocupa, será simple curiosidad. En cuanto a lo de “princesas obesas” me parece muy bien, ya está tardando Disney en dejar de discriminar al colectivo.

No sé si meter también en esta categoría la búsqueda “madalena gigante”…

– Categoría “zombis”: aquí tenemos de todo. “Trajes de zombies raros”, “disfraz de policía zombi”, “disfraz muñeca zombi”, “zombies muy conseguidos”, “bombero zombi”

A ver. Un consejo. Cualquier disfraz que termine en “zombi” se va a hacer igual: coges el disfraz original (policía, muñeca, bombero) y luego lo rompes, te llenas de sangre (a ser posible falsa. Si no la conseguimos, echaremos mano del vecino que pone la alarma del móvil a las 5 de la mañana y no la apaga en 10 minutos. Interesados mandadme un correo y os doy su dirección sin problemas) te maquillas cadavéricamente (en mi caso, tristemente, no hace falta) y cuanta más guarrería y ascazo mejor. De nada.

– Esta me encanta: “imágenes de la boda de Iker Jiménez y Carmen Porter” Siento decepcionarte, lector que llegaste aquí buscando semejante documento gráfico, pero no tengo ninguna foto de la boda. Eso sí, si algún día la consigo, prometo colgarla. Me imagino una boda malrollera, por la Iglesia de Satán o algo así ¿no? Con Mulder y Scully sentados al lado de las tías abuelas de Iker y Carmen, E.T. llevando la cola de la novia, musiquilla de suspense antes de que digan “sí, quiero”, el cura bendiciendo el enlace desde el Altar del Misterio…

– “I love solete”: ¿¿¿???

– “Maestras buenas enseñando todo”: esta no sé cómo tomármela. Lo más probable es que la búsqueda la haya hecho un salido, pero si resulta que en realidad era un niño de 7 años que no consigue aprenderse las tablas de multiplicar y busca alguien con mejores métodos pedagógicos, iré al infierno por malpensada.

– “Superheroína Oviedo”: si hubieran buscado “Superheroína Gijón” lo entendería, pero así no sé cómo llegaron aquí…No me imagino en qué clase de apuro se encontrarían para buscar eso pero, casi mejor, llamad al 112!

– “Poza impactante” ¿¿¿???

Y lo dejo ya. Tengo material para más entregas pero entendedlo, estoy desentrenada!

; )

4 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Buenas tardes, chavalada.

Mientras los más afortunados estaréis disfrutando de las vacaciones de Semana Santa en algún sitio chachipeich, o en vuestro lugar de residencia habitual entregados al antiquísimo arte de rascarse la barriga, quedar con los amiguetes, hacer excursioncicas, tomarse unos algos etc etc, yo me hallo encerrada en casa convaleciente de cierta enfermedad que me tiene aferrada a una botella de litro y medio de agua con limón y bicarbonato para no morir deshidratada ¬¬ Qué bonito es hacer públicas estas cosas y perder asín de repente todo el aura de glamour cultivado a lo largo de los años ¿eh?

Y como tengo tal aburrición encima que es que no sé ni qué hacer, he dicho venga, ya no hay excusa para no actualizar el blog. Actualizo. ¿Pero y qué cuento? Porque como mi vida es una sucesión de aventuras trepidantes que si la conociera George Lucas me hacía una saga…

Sólo se me vienen a la mente dos sucesos destacables. El primero es altamente inquietante y me tuvo un par de días un poco acojonada, aunque contado parece ser que no impacta tanto, porque la gente que se entera no me mira con la mezcla respeto/temor que yo creo que correspondería.

1 – Estaba tranquilamente un día sentada delante de los apuntes cuando, cómo no, llego un mosquito a dar el coñazo revoloteándome alrededor del flexo. Que sí, con un flexo encendido sé que voy provocando, pero es que de verdad, ¡no puede haber un ser más cansino en la creación!(¿Para qué sirve un mosquito? Estoy segura de que si exterminásemos su especie, la naturaleza casi ni se enteraría. Y a cambio el hombre ganaría mucho en calidad de vida, frenando el contagio de la malaria y durmiendo de un tirón las noches de verano) El caso es que, si otras veces me vuelvo loca y emprendo una misión desesperada Acabemos con el Bicho con cualquier papel a mi alcance, esta vez me daba pereza y no hice nada. Solamente cuando se apoyó encima de los apuntes, me dio por soplarle. Y he aquí que el mosquito se queda inmóvil y espatarrado. Deduje que estaba muerto, y como no sé dónde se le toman las constantes vitales a un insecto para verificar el fallecimiento, di por buena la deducción.

Lo primero que pensé fue: ¿he comido hoy algo con ajo o cebolla o mucho picante? La respuesta era negativa, por lo que deseché eso como causa de la muerte.

Tampoco me parecía probable que, justo en ese momento, el mosquito se hubiera muerto de viejo, o que fuese un bicho deportista de élite y aquello fuese un caso más de muerte súbita. Teoricé sobre si era posible que hubiese leído el Estatuto del Empleado Público sobre el cual se había apoyado y hubiera fallecido de puro aburrimiento, y cuando ya estaba con la lagrimilla asomando, visualizándome a mí misma amaneciendo un día inmóvil y espatarrada como el bicho encima de los apuntes, me di cuenta de que, hasta donde sé, los insectos no saben leer.

Así que, descartando hipótesis, sólo me quedaba esta: maté al mosquito con mi súper fuerza. Soplé, el animalejo se vio envuelto en una corriente de aire que para su tamaño debía de ser equivalente a un huracán de fuerza 5 y no resistió el impacto.

Y entonces me sentí así:

Y pensé que lo siguiente que iba a hacer era bajar a la calle a levantar coches con las manos, que no sé bien por qué, es una cosa que otra gente que tiene súper fuerza hace mucho en las películas.

Se me ocurrió también que puede que este nuevo poder fuese una primera manifestación de otras increíbles habilidades que iba a ir desarrollando poco a poco. ¡Sería una especie de Peter Petrelli! Pero claro, un gran poder conlleva una gran responsabilidad, y había un montón de cosas importantes en las que tendría que pensar:

– ¿Mi traje llevaría capa o no? No le veo mucha utilidad, pero estéticamente, cuando te da el aire de frente, queda muy bonita.

– ¿Necesitaría camuflar mi identidad cuando no ejerciese de superheroína poniéndome unas gafas como Clark Kent? (que así fijo que no me reconoce nadie…) Es más, ¿de quién debería esconderme? ¿quién es el malo en esta historia? El único Malo, así con mayúsculas, que se me ocurre, es el Decano de mi facultad, que no tiene corazón y no me quiere dar el título sin más y me hace pasar por crueles exámenes, pero de ahí a que intente matarme…

– ¿Utilizaría mis dones para ayudar a la humanidad o exclusivamente en mi propio beneficio? La verdad es que lo primero tiene pinta de ser cansadísimo…

– ¿Habrá más gente como yo desperdigada por el mundo? ¿deberíamos unirnos en plan X-men?

La idea de convertirme en superheroína me hacía un montón de ilusión, pero de esto hace ya un par de semanas y no noto nuevos superpoderes. Así que nada.

El otro suceso destacable de este último mes lo dejo para otro día, que no está la inspiración como para ir desperdiciando ideas a lo loco, y a lo tonto ya me ha quedado una entrada de extensión más que decente.

CONTINUARÁ

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Hoy, en “tengo un imán para las situaciones absurdas”…

…esta mañana me abroché el cinturón en el bus y luego era incapaz de quitármelo. A mucha gente le hace gracia que siempre me ponga el cinto en el autobús, pero es que con lo paranoica que soy ya de por mí misma, la DGT no sabe lo que hizo conmigo con sus campañas de accidentes chungos y gente sangrando. (DGT, me debeis un psicólogo)

El resto de pasajeros se fueron bajando y servidora seguía ahí, muerta de la vergüenza luchando con esa trampa mortal. Ya no quedaba nadie dentro y el conductor me miraba de reojillo por el retrovisor, mientras yo pensaba en por qué no habría visto más capítulos de Macgyver (llevaba horquillas en el pelo. Aunque no tengo muy claro si existirá algún capítulo dedicado a este tipo de situaciones extremas), en lo triste que iba a ser tener que hacer el trayecto Gijón – Oviedo – Gijón por toda la eternidad, ser conocida como “la loca del bus” y aparecer en Callejeros…Viajeros (es malísimo pero tenía que hacerlo)

Finalmente no requerí la actuación de los bomberos (mecachis…) y el chisme se desatascó solito.

 He pasado mucho miedo : (

3 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

Sincerándome

Voy a hacer una confesión, una terrible confesión. Algo que puede poner los pelos de punta a más de uno. Algo que normalmente mantengo oculto porque en mi entorno poca gente es capaz de entenderlo y resulta altamente censurable.

No odio a Pablo Motos. El grupo “Odio a Pablo Motos” debe ser de los pocos grupos de Facebook de los que no soy miembrA.  La contemplación de su persona no me produce el impulso irrefrenable de cambiar de canal, ni ningún tipo de urticaria extraña. Es más…

Me hace gracia El Hormiguero. Sí. No es un programa que me ponga a ver expresamente – más que nada porque teniendo internet la tele cada vez se me hace más prescindible – pero si un día haciendo zapping me lo encuentro, lo dejo. Razones:

1 – Es un programa donde quien más, quien menos, acaba haciendo el mongolo de una manera que seguro que no se imaginaba (Al menos, no en público y retransmitido a toda España. Lo que cada uno haga en sus reuniones familiares de Nochevieja no trasciende, y si un año a mi Tita Eva le da por disfrazarnos a todos de conejitos, nadie lo sabrá jamás. Ups)

Y no me refiero al equipo, al que ya de por sí se le ve muy pero que muy poco a favor del sentido del ridículo, sino a los invitados. Porque hay que perder del todo la vergüenza para ponerse a bailar a lo loco la canción del programa si te llamas Leonor Watling y te pasas la vida con pose de intensa (que a la chica la adoro eh, pero intensa es un rato) Te estás jugando tu carrera Leonor, a partir de ahora no nos vamos a creer que te sientas en el sofá de tu casa en medio de un íntimo ambiente a media luz, bebiendo a sorbitos una copa de vino mientras escuchas a Tom Waits: en realidad estás con tu pijama de ovejitas y un moño mal puesto bailando “vete a dormir”

2 – La música. Ese rollo gitano del este que se traen me recuerda mucho a uno de los conciertos en que mejor me lo pasé nunca. Me arrastró mi vecino a ver un grupo que ni me sonaba, y acabé pegando botes rodeada de perro flautas, tocando una pandereta imaginaria y con una sudada que en la vida. (Un poco lesionada porque las rastas del que tenía delante me azotaban sin piedad cada vez que el chico vivía especialmente la canción, pero fue genial)

El grupo es Gogol Bordello y si teneis oportunidad de verlos en directo os lo recomiendo, es un fiestón.

3 – Admiro muchísimo a Marron.

¿Por qué?

Porque tiene la sección de “El efecto mariposa”

¿Y qué?

Que en 2º de la ESO, en Tecnología (asignaturas inútiles en el colegio. Un, dos, tres, responda otra vez) tuvimos que hacer una máquina de efectos encadenados y en mi grupo lloramos sangre con la maquinita de los 00. Y a la hora de la verdad, cuando nos fue a evaluar el profesor, NO FUNCIONÓ. Aun así nos aprobó, pero Jose Manuel, si estás leyendo esto: múltiples quemaduras causadas por la maléfica pistola de silicona + que Gori casi se quede sin dedo por culpa de la sierra de calar se merecían algo más que un triste 5.

Sin embargo Marron las hace complicadísimas y al menos todas las que he visto yo, han funcionado. Además mola mucho cómo baila, y eso da puntos.

4 – Hay una hormiga que se parte con los comentarios de los demás, la de la voz más grave (¿trancas?¿barrancas?) y tiene una risa hiper contagiosa: me da igual que no me haya hecho gracia el comentario, si se ríe Trancas/Barrancas yo voy detrás cual subnormalita.

5 – Tienen un invento genial que me pido para Reyes el año que viene: el idiotizador.

Reirte de tus amigos porque hablan raruno, ¡oh sí!

En resumen: con la mierda que echan habitualmente por la tele, se agradece que haya un programa de entretenimiento sin más pretensiones que intente hacer algo diferente. ¿Y por qué cae tan mal Pablo Motos? ¿¿¿Por qué cae mal Pablo Motos existiendo Carlos Sobera, por favor???

10 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

¡Sorpresa!

Ante la avalancha de emails, cartas llorosas y llamadas de madrugada de fans desesperados implorando mi vuelta, he decidido aparecer por aquí de nuevo. No quiero tener que cargar en mi conciencia el resto de mis días con un suicidio masivo de gente incapaz de encontrar sentido a sus vidas porque este blog está abandonado, así que aquí me hallo (¿Me estoy creciendo demasiado? ¿No verdad?)

Pepito Grillo – ¿Y es ese el único motivo de tu retorno?

Moi – Sí, claro. Tengo un corazón enorme y me debo a mis seguidores.

(Una santa al azar)

Pepito Grillo – ¿Seguro que no hay ninguna otra razón?

Moi – Mmmm…no

Pepito Grillo – Estamos en enero, ¿verdad?

Moi – Sí…

Pepito Grillo – Y por casualidad…¿no tendrás exámenes próximamente y tendrás mucho que estudiar?

Moi – Tuturuturuturu…

Alguien debería estudiar seriamente el fenómeno de la inspiración infinita (F.I.I.) cada vez que te pasas una temporadita delante de los apuntes. Porque el fenómeno de la redistribución de la grasa (F.R.G.) por estar siempre con el culo pegado a la silla, con el consiguiente aumento de talla de pantalón, no así de peso, ya lo tengo más que hipercomprobado en mis carnes (nunca mejor dicho) pese a que mis amigos no me crean ¬¬

Lo suyo sería hacer un resumen desde…junio (¡!) de cosas interesantes que me hayan pasado y ralladas varias, pero como ya ni me acuerdo (o puede que haya habido pocas cosas interesantes. ¡raros del mundo, venid a mí! ¡Dadme juego y anécdotas y contribuid al sostenimiento de mi blog!) casi que me voy a centrar en el pasado más reciente. Tan reciente como…la noche de ayer.

Pues bien. Estaba en la cama con la radio puesta, como de costumbre, cuando me dio por buscar en el dial a mi amigo Friker Jiménez y a su señora, a la par que colaboradora, Carmen Porter.

Sonríe Iker, sonríe, que te has vuelto a dejar la tapa del vater levantada y no sabes la que te va a caer al llegar a casa…

Antes de que empezase con su programa en la tele, yo era muy fans de este señor y su Milenio 3, que me hizo pasar grandes momentos de acojone. Reirse reirse, pero no es lo mismo oirle hablar de chorradas paranormales en ese plató que parece de broma de lo nave espacial que es y con esos vídeos- reconstrucciones de los hechos que hacen, que si te dicen que estás en la Paramount Comedy te lo crees, que estar tú solita en la oscuridad de tu habitación a las tantas de la mañana y te ponga una psicofonía de una niña fantasma llamando a su mamá con musiquilla inquietante por detrás. Siguen siendo chorradas paranormales, sí, pero estás sugestionado a tope y si en ese momento al vecino de arriba se le cae algo al suelo, tú mueres de 8 anginas de pecho. Iker y Carmen juegan con ventaja.

-…y entonces voy haciendo la salsa de tomate mientras se van friendo los macarrones 10 minutos en el horno ¿no Carmen?

– Déjalo anda, ya les digo a los niños que llamen a Telepizza

El caso es que hacía mucho tiempo que no escuchaba el programa de radio y ayer me apeteció, cosa de la que me alegro un montón porque fue un auténtico show.

Iker mandó a su mujercita, teóricamente sola,  (no me lo creo) al cementerio de la Almudena a contarnos historias mientras paseaba entre las tumbas. Observaciones:

1º Seguro que esta chica cuando estudió periodismo no se imaginaba que iba a acabar dando vueltas por un cementerio sola (sigo sin creerme que fuera sola, pero bueno) a las tantas de la mañana, conectando de vez en cuando con su marido (que cada vez tiene el nacimiento del pelo más atrás y se lo carda más) en el estudio para que le dijese lo que iba viendo. Creo que con esto se abre una brecha peligrosa para los sufridos reporteros de programas tipo España Directo. Pobres.

2º Cada vez que le daba paso, Iker decía “conectamos con Carmen Porter, que está con el micrófono inalámbrico nº2 en el cementerio de la Almudena”. Vale. ¿Por qué remarcaba siempre lo del micrófono inalámbrico nº2? ¿Es porque se lo acaban de traer los Reyes Magos y le hace ilusión que lo sepamos todos? ¿O es que el micrófono inalámbrico nº2 es especialmente molón? ¿Tiene dibujitos y purpurina el nº 2 y el nº 1 no? ¡Queremos ver el micrófono inalámbrico nº2!

3º El reportaje les quedó de aquella manera. Si te están diciendo que allí están enterradas las 82 personas que murieron en el incendio del teatro Novedades en 1928 (qué memoria tengo para los datos inútiles, mierda) con detalles escabrosos sobre cómo quedaron los cadáveres y tal, igual te da un pelín de cosa. Pero si en ese momento Iker pregunta todo emocionado “¡¡Carmen, qué es ese ruido!!”, y en lugar de contestarle ella “nada Iker, una nave espacial aterrizando aquí mismo” o “nada Iker, que se me acaba de aparecer el fantasma decapitado del último enterrador que trabajó aquí y me está diciendo que voy a morir” para mantener el tono del reportaje, va ella y le dice “nada Iker, que hay por aquí un montón de arena y como llevo botas de suela de madera cruje que no veas”…no Carmen no, invéntate algo, pero no rompas la magia. Y si de repente se va tu voz y estamos todos en tensión pensando que igual se te ha merendado un zombi recién salido de la tumba, no nos quites la ilusión volviendo al rato y diciendo que es que el micrófono nº 2 tiene poca cobertura.

A mí me daba la risa de lo absurdo de la situación, aunque hay que entender que si llevas toda tu vida dedicado a contar historias paranormales llega un momento en que se te acaban los temas y ya no sabes por donde tirar. Eso sí, soy yo Carmen y después de hacerme semejante putada perrería Iker duerme una semana en el sofá.

-Pero si hablé con tu madre por la tarde y le dije claramente que…

– ¡Eh eh, no metas a mi madre en esto!

Último chiste matrimonial, fin del post.

7 comentarios

Archivado bajo Uncategorized

De bodorrios y cosas inherentes a ellos

La última vez que fui a una boda tenía nueve años (y unas gafas horribles, con un lacito verde en la montura. Eso, lo de las diademas incrustadas en el cráneo y lo de la falda de volantes de puntillas son temas que ya traté hace poco con mis padres. Ellos me juran que no se estaban vengando de mí, que no tenían nada en mi contra y que fui una niña querida. Cuando lo dicen parecen sinceros, pero luego miro las fotos y me dan unas ganas irreprimibles de enviarles a los dos a una residencia de ancianos de pocas estrellas o tenedores o dentaduras o como se clasifique eso ponerles a ellos un modelito similar ahora y mandarles a trabajar así, a ver qué les parece)

Tengo grandes recuerdos de ese día, como el ver a mi tío J.J, un señor muy alto, muy grande y muy serio, con dos carreras universitarias con sus correspondientes doctorados y un vozarrón que impone bastante, enseñándole a todo el mundo la coreografía de “Saturday night” de Wighfield. Ahora, cada vez que me ve y me dice que si no me da vergüenza no haber terminado ya la carrera, evoco secretamente esa imagen en mi cabeza y no, no me da ninguna.

Desde entonces no había tenido ninguna boda más…hasta este año, que se me juntan dos de estos Eventos de la Celebración del Amor Hasta que Dure (en adelante, ECAHD, que suena como a universidad privada. – ¿A qué te dedicas? – Estoy haciendo un máster en el ECAHD. – Ah sí, me han hablado de él. Dicen que te colocas fijo – Ya puedo, porque con la pasta que me están sacando...) en un período de quince días.

Sólo buscando modelitos me lo estoy pasando pipa:  me entretengo probándome los vestidos y los tocados más horteras que encuentro, que harían arrancarse los ojos a la mismísima Sara Montiel. Sólo me falta llevar cámara de fotos a las tiendas, pero tengo miedo de que las dependientas se lo tomen mal. Y a la vez estoy cogiendo una peligrosa afición a mirar trajes de novia (chico atractivo, inteligente, con mucho sentido del humor y un puntito friki que estés leyendo esto: no te asustes, es falso. Sólo es para darle un poco de vidilla al relato) Me declaro muy fans de Manuel Mota y Rosa Clará. Si un día me caso, será con un vestido de alguno de los dos (Lo del novio es secundario) Y si no tengo novio llegada a cierta edad, el vestido me lo compro igual y jugaré en nuestra Mansión de Solteras a tirarles el ramo a mis amigas (que intuyo que vamos a estar todas parecidas, tal y como nos va…) en un triste y enfermizo momentazo Monica Geller.

Pensando en los detalles del ECAHD, se me había pasado uno importante: hoy me llamaron para informarme de que tengo despedida de soltera, esa celebración consistente en un grupo de amigas disfrazadas de cualquier cosa vergonzosa, que salen una noche por una ciudad DESCONOCIDA, habitada por gente DESCONOCIDA, y que van a bares DESCONOCIDOS a beber más copas DESCONOCIDAS de la cuenta, previo juramento de que lo que pasa en la despedida de soltera, se queda en la despedida de soltera. A priori parece un plan díver (¡yupi! ¡Vamos a hacer el ridículo permaneciendo en el anonimato!), pero en mi caso tiene un pequeño fallo: que son todas cazurras, y vamos a salir por mi ciudad ¬¬ Así que me he puesto en contacto con la organizadora del evento para ponerle unas cuantas condiciones:

a) Nada de velos con pollita pequeñas representaciones de atributos masculinos

b) Nada de diademas con pollita pequeñas representaciones de atributos masculinos (En este caso, duplicadas. Se ven bastante los fines de semana)

c) Nada de accesorios con pollita pequeñas representaciones de atributos masculinos, en general.

d) Nada de ir disfrazadas de bomberas. Nada de camisetas con frases que incluyan las palabras “fuego” o “manguera”

Ella me ha dicho que no me preocupe, que la fiesta no va a ir de ese rollo y que por cierto, ya que tengo tanta imaginación para las chorradas (literal. No sé cómo tomármelo) que la ayude a pensar disfraz y frase para las camisetas.

He estado recordando disfraces que he visto por aquí en despedidas, y los que más gracia me hicieron fueron un grupo en que el novio iba vestido de Blancanieves y sus amigos de enanitos, pero siendo chicas pierde un poco la gracia. Y como frase, nada podrá superar a la que le tocó llevar a una amiga mía en otra despedida hace poco:

(Parte de delante) – Venimos a León salidas…

(Parte de detrás) – …de Asturias

Pero como soy una bocas y me hizo tanta gracia que en su momento ya se lo casqué a la novia, ya no es válida.

Voy a esperar a que me visiten las musas, y mientras agradeceré todas las sugerencias que me deis…

6 comentarios

Archivado bajo Uncategorized